Consejos para cuidar su toldo

¿Cómo cuidar su toldo?

Para el correcto funcionamiento de su toldo, debe respetar las siguientes pautas:

  • El toldo deberá recogerse siempre que se presenten condiciones metereológicas adversas tales como: viento, lluvia, granizo, nieve, etc.
  • Limpie su toldo dos veces al año, para eso, cepille o aspire el tejido, si el toldo requiere una limpieza más profunda, utilice un cepillo suave con agua y jabón (no utilice productos químicos o abrasivos). No deje secar el jabón antes de pasar el cepillo y enjuague bien el toldo.
  • En caso de que su toldo incorpore un motor, debe tener en cuenta que incorpora un mecanismo de seguridad térmica, para evitar el sobrecalentamiento o averías, por lo que ha de evitar el uso continuado del motor durante más de cuatro minutos.
  • No fuerce nunca el toldo, debe asegurarse de que ningún objeto extraño al mecanismo está interfiriendo en el sistema de apertura y cierre.
  • Si pretende cambiar el toldo de lugar, contacte con un instalador y no intente manipular el toldo.
Extensión de la garantía

Toldos Torrijos incorpora a todos sus sistemas de protección solar, una garantía de dos años para todos sus componentes metálicos, motorizados y textiles a contar desde la fecha de instalación, en cuanto a:

  • Rotura, mal funcionamiento o pérdida del lacado del componente metálico
  • Anclajes del toldo y mala instalación
  • Confección inadecuada o material textil defectuoso

La garantía comprende la sustitución gratuita de todos los componentes defectuosos del sistema de protección solar, ya sea por avería o por el defecto de fabricación. Además, durante los dos primeros años, incluye los gastos derivados de mano de obra y portes.

Exclusiones de la garantía

Toldos Torrijos considera excluida la garantía en las siguientes circustancias:

  • Daños ocasionados por la lluvia o el viento.
  • Deshilachado del hilo o rotura del tejido por rozamiento.
  • Cuando los daños fuesen causados por un defecto en la pared o soporte donde hubiese instalado el toldo.
  • Cuando el daño o avería hubiesen sido originzados por una incorrecta utilización o mal uso del toldo.
  • Daño ocasionado por golpes, casos fortuitos o fuerza mayor.